Edgardo Giménez publicó una desopilante autobiografía