Cristina regaló al Papa un cuadro de Cuttica