Andrés Paredes lleva sus «bichos» a la UCA